Estampa de burocracia universitaria

En la UNAM:

–Tengo cita a las 9:00.

–Te atendemos a las 10:00.

–¡El correo dice que a las 9:00!

–Pues si quieres, te esperas. Es un i-n-v-e-s-t-i-g-a-d-o-r.

Y la muchacha se va muy digna.

La mediocridad como norma interna. La desigualdad metida en cada célula del cuerpo de la burócrata en turno. El pequeño poder que ostenta oronda por los pasillos de lo que llaman «máxima casa de estudios»…

¿Por qué soportar eso? ¿Quién nos enseñó que eso es «normal»?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s